Nací en Vigo, un lugar que huele a mar y que tiene un acento propio que no es como el del resto de Galicia.
Desde pequeña me apasionaba todo lo relacionado con el mundo de la comunicación y la cultura. Así que cuando cumplí 18 me matriculé en el grado en Publicidad y Relaciones Públicas, estudios que terminé en comunicación corporativa en el MARCO de Vigo. Esta fue mi primera experiencia en cultura porque poco después me fui a Barcelona a estudiar un máster en Comunicación y Producción Cultural. Ahí he aprendido a planificar proyectos culturales y, sobre todo, a entender la cultura como herramienta para la expresión, cohesión y transformación.

Mientras tanto, por el camino he trabajado en una agencia de marketing digital, una pequeña sala de teatro, un proyecto de cine… Hasta que conocí al equipo de ACERCA.

Trabajar en el equipo es un lujo en el que además ostento el puesto de ser la más milennial y la que más veces se ha olvidado las llaves. Trabajar en arte contemporáneo es un sueño cuando compartimos un espacio que nos confronta y desde ahí reinventamos el mundo. Y trabajar en redes sociales es como estar en la plaza de un pueblo donde todos opinamos y podemos tener voz.

En el día a día en ACERCA trabajo con CentroCentro y otros proyectos como Cultura y Ciudadanía. Mi obsesión son los públicos (si son nuevos, mejor), los mensajes y la estrategia. Ah, y estoy con un cronómetro en la mano esperando siempre a que lleguen vuestros likes.